Blog

Orbea Pax Avant, mi bautizo como vasco de pura cepa

Aviso que éste va a ser otro post largo, pensaba que cortos os gustaban más pero visto que el post sobre el Ironman Lanzarote fue kilométrico y a pesar de todo ha sido mi post más leído con más de 4.000 visitas en dos semanas. Por esa razón he decidido dedicaros tiempo en otro post largo justo el último día que estoy sin entrenar ya que mañana empezamos con Arkaitz los entrenos para lo que queda de temporada.

Los que me conocéis más sabéis que nací en Huesca, de madre aragonesa y padre catalán. Los dos muy extremos tanto por aragonesa ella como catalán el otro.  A pesar de vivir media vida en Huesca, otro tanto en Barcelona (más mis incursiones en Alemania y Brasil) yo me sentía diferente y creo que me identifico más con lo vasco. La Pax Avant ha sido el bautizo y confirmación de tan rotunda teoría. ¿Qué por qué? Os lo cuento:

En primer lugar porque yo no tenía planificado correrla y la culpa la tuvo una apuesta. Venía de tres semanas de descanso obligado tras el ironman de Lanzarote pero y allí viene el primer factor que confirma mi teoría pues hubo una apuesta de un vitoriano con un bilbaíno. El de Vitoria (Juan Carlos) afirmaba que “Raúl no tiene cojones a acabar la carrera larga y menos de ganar a otro compañero” (Aitor), el de Bilbao (mi compañero Jon) orgulloso de su pupilo se apostó nada menos que una mariscada a que no sólo terminaba sino que le ganaba. La cosa quedó allí y yo sin hacer mucho ruido fui dejando pasar los días a ver si la cosa se olvidaba y Aitor que le tocaba trabajar pues al final no pudo correr y dije “esta es la mía, descanso”. Pues no, Llamada de atención de Jon, “si Aitor no corre tu acabas y ganamos, eso sí la larga”, así que cualquiera dice que no. Sin entrenar, sin repasar la bici me planto en Isaba (valle del Roncal) con mi Orbea Orca, un pastel de chocolate cocinado en casa por si no encuentro donde cenar y el saco de Dormir Llego a incidencias y allí María sorprendida que iba en serio-digo: ¿Qué me apuntáis? Dorsal 901 y no hay vuelta tras. Resumen. Todo vasco trata las apuestas como algo sagrado y más si son de comida.

En segundo lugar porque a fuerza a un vasco no le gana nadie. Para continuar con mi confirmación de teoría los vascos son los reyes de los deportes de fuerza, si no que se lo expliquen al Iñaki Perurena ese y sus piedras de 100kg. Pues allí me planto yo con un desarrollo de 39×24, con un par! Me había avisado mi compañera Edurne, el jefe de prensa Jokin todo el mundo pero es cuando el recordman de La Quebrantahuesos ex director del Caja Rural Mikel Azparren me dice ¿Oye tu que desarrollo llevas? Y se pone blanco con mi 39×24 que empiezo a dudar. Me hago el que no me importa pero a las 6 de la mañana estaba buscando ruedas por todo Isaba y gracias a los amigos de FSA me hago con una rueda de piñón 28 que desmontó de la nueva Orbea Avant, eso sí yo el 39 ni lo tocaba (con un par sí), ¿Desarrollo compact para qué?, con un par que iré más rápido o cómo reza Andrew Starykowicz en sus camisetas: “Mi Crank is bigger than yours”. Resumen. Todo vasco tiene más fuerza que un Aizkolari sobre todo si le retan a que no puede hacer algo.

En tercero porque allí en Euskadi las cosas se hacen en grupo. Dormir en hotel sólo en una buena cama ¿Para qué? Si tengo a todo el equipo de producción de vídeo en una casa. Alli me planto con mi saco de dormir en la casa de Ian, Juanjo, Pello y compañía. Ellos descargando tarjetas a la 1am y yo con el saco y más agusto que un pajarito en un arbusto. Nos dan las mil de la noche, algún whatsapp con gracia y ánimos y a dormir contento. Resumen, todo vasco con su cuadrilla. Qué necesidad tenemos de un hotel y cama si dormimos todos juntos en una casa donde no cabía ni un alfiler más.

Llega el día de la carrera, a las 5am ya estoy en pie, mensaje serio al que no puedo dedicarle el tiempo que requiere (accidente grave de otro deportista de salto base) contesto y me voy que las 6am ya tengo a mis primos Roberto y Cesáreo y dos compis que han subido desde Huesca  a correr esperando: Oscar y Ángel . A las 8:15 tomamos la salida y el  speaker Jokin se cachondea de mi desarrollo (que razón tenía el bandido). Yo me coloco bien delante siempre a rueda del primero y así hasta el km 15. Sé que no estoy preparado pero quiero saber qué ritmo van a llevar los primeros y por un momento intento evocar los tiempos en los que yo hacía sólo ciclismo (MTB), los 10primeros km voy cómodo y suave pero de repente el grupo pega un latigazo en el km15 en el puerto de Laza y me quedo, me ahogo y pago el estar delante.  Me dejo caer como un cobarde quizá hasta el puesto 100 o más, me adelanta Oscar y mi primo Roberto. Roberto no me anima (tenemos un pique personal y sano desde hace años pues nunca, nunca, nunca le había ganado en competición oficial) Oscar sí me dedica un rato. Yo me intento tranquilizar y respirar a fondo, bebo y recupero hasta que empieza el puerto de Larrau, mucho más tendido y duro, allí voy recuperando y adelanto algún compañero de Orbea que había salido antes en la carrera media y corta y van animando. Voy mejorando bastante y creo que corono entre los 50 primeros.

 

Raúl Casañas Pax Avant remontando - Foto Pello Osoro

Raúl Casañas Pax Avant remontando – Foto Pello Osoro

En la bajada de Larrau no veo mucho, sol en contraluz y bastantes güeñas de vaca que esquivar, Pablo (encargado de orbea en Madrid) si me reconoce y me echa un grito de ánimo. Llegando al llano y antes de Santa Engracia me encuentro a Roberto, había pinchado yendo en el grupo de cabeza y nos metemos los dos a bloque mano a mano en el llano remontando unas cuantas posiciones (aproximadamente hasta el 40), le digo que me siga en el llano pues con tanto rodar y rodar en ironman es donde ahora voy más cómodo. Allí empieza la fiesta mayor, subida a Issarbe y donde empiezo a notar que no voy cómodo, el 39 se me hace grande y el 28 se me hace pequeño pero me intento concentrar en seguir adelantando y voy pasando gente de las pruebas más cortas a base de riñonada y evocar al mejor Pantani que llevo dentro hasta coronar bastante fresco.

Raúl Casañas Orbea Pax Avant - Empieza la fiesta en Issarbe. Foto Pello Osoro

Raúl Casañas Orbea Pax Avant – Empieza la fiesta en Issarbe. Foto Pello Osoro

Bajada menos técnica hasta Arrete y allí empieza el puerto hasta Col de Soudet, el calor era infernal, la bici por los lados del arcen se pega y sólo pensar que ese puerto se subiría dos veces me hace ver esta hazaña como algo imposible.  Me anima ver a Pello adelantarme con un Skoda con el portón abierto y hago lo posible por salir guapo en la foto.  Milagrosamente llego bastante entero hasta arriba y ya sólo quedan 50km, veo a Edurne que anima y aprieto hasta la última subida pero algo no va bien, no me quedan fuerzas, no me queda gasolina. Paso por el último avituallamiento y grito agua, no hay, no queda. Sigo bajando y me coge el coche de apoyo de Lorenzo, que han ido a cazarme para darme agua y ánimos. En esa subida veo a Aitor, que sí, que iba a ganar yo la apuesta pero este chaval tiene mucha calidad y creo que me hubiera ganado él, por eso sus ánimos son los que más energía me dan, me grita “vamos Raúl esto es el Pirineo joder, bebe y relájate” y es lo que hago. Bebo, respiro y de ir a 180ppm subiendo paso a 160ppm, me arrastro, serpenteo, sufro más que en toda mi santa vida para llegar al último puesto de avituallamiento donde están Paco y Javier y me paro sin fuerzas susurrando agua…cola…agua…cola (cual E.T. “mi casa teléfono”) por favor.

Raúl Casañas Orbea Pax Avant - Tirando de oficio en La Pierre de Saint Martin. Foto Pello Osoro

Raúl Casañas Orbea Pax Avant – Tirando de oficio en La Pierre de Saint Martin. Foto Pello Osoro

Sólo ver cómo corren mis compañeros a ayudar, sólo de pensar que tengo 200 compañeros de orbea currando en todo este sarao me hace ver que el backstage de este evento es muy grande, mucho más grande que el mal rato que estaba pasando así que me bebo el agua, no recuerdo si la cola llegó y termino coronando la Pierre de Saint Martin y sus más de 1600m de desnivel del tirón, con mi 39×28 y mis dos cojones. Empiezo la bajada arriesgando todo lo que puedo porque no soy muy técnico, consigo que nadie me pille bajando lo que es un logro para mí, me adelantan Ixio y Jon en el coche técnico pitando y empiezan los 15km más duros de la carrera. Sin agua, sin comida, un calor de la muerte y un llano detrás de otro hasta Isaba que me sientan como puertos de 1ª, pierdo unas 20 posiciones de grupetas que me pasan volando, no puedo dar más, al menos me consuela que tienen pintas de pro. Termino el 73º con 9:08. De los 700 que salieron en la carrera larga no terminaron ni 300, es una carrera épica que por ganar la apuesta, por mi desarrollo de campeón y por toda la cuadrilla de Orbea merece la pena terminar. En meta Miren y Aran, les digo que “ahora vuelvo” pero nunca volví y no por ganas pues estas chicas valen un imperio pero me quedé tirado recuperando y explicando la batallita y la hazaña conseguida que no fue tanto terminar la carrera más dura de mi vida sino demostrar que hay más de vasco en mí de lo que yo pensaba.

(…sigue lo deportivo y nutricional)

En lo nutricional en total fueron para 9 horas

3 bidones de geles Isostar Actifood y sales Acid lactid stoper diluidos en 400ml de agua

4 bidones de agua para beber

2 bidones de agua por encima (para refrescarme nuca y piernas)

3 barritas cereal max albaricoque Isostar

4 geles BCAA Isostar

4 geles cafeína-banana Isostar

1 sorbo de cola (no recuerdo si dos pues ya iba con un pajarón de miedo)

 

En lo deportivo (para los que habéis llegado hasta aquí esperando la usual moraleja) os diré que el triatlón es un deporte y no son 3 deportes. Quiero decir que no por tener un nivel bueno en los 3 a la vez voy a llegar sin preparar una carrera de bici y hacerlo bien. La cagué y mucho por no entrenar específicamente, por no mirar el desarrollo que tenía que llevar y por arriesgar más de lo que yo podía en un terreno desconocido. Lo mejor de la prueba es aplicar algo que oí a nuestra corredora Asa Lundström en la entrevista que le hice en Bilbao para la campaña de Orca IronMinds. “intento pensar que hago ésto por alguien más, que hay algo por encima de mí para que tenga sentido” y así lo pensé. Esa prueba la tenía que terminar por respeto a mis 200 compañeros de orbea que hacen posible cada año esta prueba y la Orbea Monegros (me gustaría saber si alguna marca de bicis en esta país se implica como ellos, como nosotros vamos) y tenía que terminar por mi primo Roberto que fue quien me metió en este deporte y que a pesar de haber sido diagnosticado con diabetes hace 3 años no ha dejado el deporte y está a un nivel altísimo, por mi primo Cesáreo que con la tontería de empezar a mover las piernas por prescripción médica (varices)ha pasado de pesar un millón de Kilos o más (no te enfades si lo lees campeón) a estar en un peso forma bastante decente y con valor de hacer la Pax Avant y Quebrantahuesos con sólo un año de entreno y siempre con la sonrisa puesta, chapeau!. Y Sobre todo tenía que terminar por la apuesta, nos vamos de mariscada a celebrar los dos cojones que tienen (y tenemos) los que somos vascos o vascos de adopción.

 

Comparte

Sobre el Autor

Tras años en multinacionales de Publicidad, Raúl Casañas empieza en este espacio a explicar su experiencia de entrenamiento y evolución para realizar su primer triatlón. Hoy combina su trabajo como Director de Márketing en Orca, con la competición y el entrenamiento en triatlón y otros deportes. Más ⇒

4 Comentarios

  1. Jokin

    Posted on 11/06/2014 at 7:19

    Enorme bro! Te ha faltado decir que la siguiente, si eso, te apuntas con algo más de antelación tb! :-)

  2. Diego Zamora

    Posted on 11/06/2014 at 12:55

    Lo que me he podido reir imaginando la escena de “agua…cola…agua…cola..” en modo E.T. jejejeje
    Enhorabuena Raul porque haces que veamos el deporte en general como la mejor forma de vida que se puede tener. Por fomentar valores como la amistad, el compañerismo, el sacrificio y la honestidad que no siempre van de la mano en el deporte de competicion.
    Lo importante que es tener un equipo, un grupo de fueras de serie detrás apoyandote y que no te permiten dar un paso atras. La sencillez con que describes todo es para que muchos tomemos nota y saquemos del interior ese pequeño campeón que llevamos dentro.
    Que tengas mucha suerte y ojalá coincidamos en alguna y nos mojemos la oreja, nos estiremos el cuello, batirnos el cobre o como lo quieras llamar.
    Cuidate crack!

    • raulcasanas Says :

      Posted on 11/06/2014 at 13:14

      muchas gracias por tus comentarios Diego, seguro que pronto nos conocemos!

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Problema recuperando datos de Twitter